15 julio 2021

La difusión promocional a través de los autores.

Actualmente, se pretende que los escritores atiendan a varias redes sociales, hagan publicaciones constantes en internet, vayan a presentaciones, firmen ejemplares, aparezcan en cuantos programas y medios sea posible, acudan a ferias, etc. Da la impresión de que los libros se vendan en función del carisma en lugar de por el contenido. Además, estas actividades parecen haberse vuelto necesarias para que las obras lleguen a los lectores.

Hace no mucho vi a una autora destripar en pantalla la trama casi completa de su última novela.

Es frecuente que los seguidores de algunos narradores conocidos se quejen de que tardan mucho en salir los siguientes volúmenes de ciertas sagas.

Pista 1: las historias son para experimentarlas por un@* mism@, no para que te las cuenten de otro modo.

Pista 2: si alguien se dedica a relacionarse con los demás, no puede estar produciendo mucho material nuevo. Hay determinadas incompatibilidades.

Pista 3: una persona que elige pasar tantas horas al día en un estudio o despacho, sacando la magia de su mundo interior, no lo hace con el objetivo de estar rodeado de gente y darse baños de multitudes, sino por la necesidad personal de crear, transmitir y, en todo caso, que el trabajo realizado sea valorado; de lo contrario ocuparía un puesto de comercial, relaciones públicas o similar. 

Podría seguir, pero es taaan evidente...

Esto no quita para que resulte agradable ser cercano y conocer a quienes aprecian tu labor. 


*Aunque ya sé que no recomiendan el uso de la arroba como está empleado en esa frase, hoy me ha apetecido hacerlo puntualmente por tratarse de un comentario informal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario